24 sept. 2010

Experimentando con mi propio cuerpo

Cuando uno va contra corriente y está convencido de una teoría que choca frontalmente con la idea mayoritariamente aceptada, se imponen medidas drásticas. Yo, para demostrar que estoy en lo cierto, he decidido experimentar con mi propio cuerpo y me he sometido a  4 meses de experimentación intensiva.

Así puedo afirmar con toda rotundidad que:

LA CERVEZA NO ENGORDA

Ahora voy a por el chocolate.

26 ago. 2010

Peluquerías y demás

El otro día coincidí en la cola de la pescadería del super con un vecino. El tipo es serio, sieso, soso, seco, y cualquiera juraría que no es feliz con sólo verle un instante. En la urba apenas nos saludamos, pero al encontrarnos lejos de casa se imponía una actitud más cordial. Algo parecido a lo que ocurre cuando te encuentras con uno de Murcia: si el encuentro es en Murcia no hay ni que saludarse, pero si el encuentro es en Nepal, efusivos abrazos y festivo alborozo.

El camino más evidente para romper el hielo fue hablar de los niños, porque nos acompañaban en ambos casos. Lo de los críos derivó en lo difícil que me resula a veces porque yo trabajo en casa, y él se vio obligado a corresponder informándome de sus ocupaciones:

-    tengo peluquerías  y demás.

No recuerdo si dijo “tengo”, o “me dedico”, o no sé, lo que quedó claro es que él o su familia tenían “peluquerías… y demás”.

Desde entonces la frase no se me va de la cabeza, y su vida, que antes me importaba un bledo, se ha convertido en un enigma que me intriga, ¿a qué demás se dedicará, tan evidentemente vinculado a las peluquerías, pero que yo he sido incapaz de relacionar?

Si alguien tiene alguna pista la escucharé encantado.

23 ago. 2010

Como en casa

Recién llegado de Lanzarote. Una isla entregada al turismo. Turismo sosegado, respetuoso, nada agobiante, pero turismo al fin y al cabo.

Encontré lugares en los que el paisaje hostelero predominante era el del "Fish&Chips", "English breakfast" (a propósito, más de una vez estuve tentado de pedirlo como cena), el "Steak House", y todo tipo de anuncios, ofertas y propuestas para que británicos se sintireran como en casa.

Tratando de ponerme en su lugar, es como si yo viajo a un destino relativamente exótico para mí, pongamos Cancún, y cuando salgo a comer o cenar, me encuentro bulevares llenos de chigres y sidrerías, ofreciéndome "¡¡Tortos con picadillo y botella de sidra 4 €!!" o "El mejor pote asturiano del Caribe", y por supuesto, "pantalla grande para ver los partidos del Sporting". Raro, muy raro.

De hecho, lo que suele ocurrir es lo contrario: que pretendan vender todo como exótico y autóctono, aunque huela a cartón piedra a kilómetros.

Pero se ve que funciona y que a los ingleses se les sacan los euros o las esterlinas dándoles lo que ellos pueden encontrar cualquier día del resto del año sin salir de casa, más barato, y seguramente mejor. 

Allá ellos (dicho sea lo de "allá" en  sentido estrictamente geográfico).


1 jul. 2010

Bancaja y Perogrullo, nueva alianza estratégica

(No quiero convertir este blog en un blog protesta. Lo que cuento aquí lo hago más por surrealista que por injusto. Pero da la casualidad que en pocos días han pasado dos estupendas estupideces protagonizadas por dos estupendos representantes de los poderes fácticos: una aseguradora y un banco).

Conversación real mantenida en una oficina de Bancaja (según me cuentan, es igual en otras entidades), simplificada en la forma, pero precisa en el fondo:
-    Buenas, venía a pedir un crédito de 30.000 €, ¿qué necesitan para tramitarlo?
-    Depende, ¿tiene usted 30.000 €?
-    No comprendo.
-    Para poder dejarle 30.000 €, le pediremos que antes nos de usted 30.000 € a nosotros,
-    Ahh…
-    que le devolveremos cuando usted nos devuelva los 30.000€, por supuesto.
-    Eh, bueno, resulta cuanto menos equitativo.
-    No del todo, usted tendría que pagarnos, además, el 8% de interés a nosotros.

La diferencia más significativa entre ésta y la conversación real, es que el empleado denominó “pignorar” al hecho de que yo les entregase previamente la misma cantidad de dinero que les pedía. Eso me convertiría, digo yo, en un pignorante.

Pero no hay que hacer juicios apresurados. Las cosas de las finanzas y los bancos son complejas y hay que esforzarse por entenderlas. El dinero es un ente abstracto que cambia de manos a través de firmas, órdenes y documentos, sin necesidad de que haya billetes ni monedas de por medio, y en ese proceso virtual, se generan beneficios o pérdidas, en concepto de intereses, riesgos, gastos de tramitación, etc. Por eso, parece lógico pensar que la forma más efectiva (y por tanto más barata) de resolver la operación es que en vez de darme ellos sus 30.000 €, yo me quede físicamente con los míos (aunque en teoría serían suyos, porque estarían pignorados), y que me limite simplemente a abonar al banco los intereses. De esta forma saldríamos ganando los dos.

1.- El banco, porque simplifica la operación, reduce riesgos y costes, pudiendo incluso despedir empleados si esta fórmula se lleva a gran escala.
2.- Y yo, porque me evito el fuerte desembolso inicial, incluso puedo utilizar dichos  30.000 € (que inicialmente eran míos, pero que ahora tiene teóricamente el banco) para ir devolviéndoselos al banco,  limitando mi esfuerzo financiero a la carga de los intereses.

¡¡Ahora les llamo y se lo propongo!! Aunque espera, hay algo que…

20 jun. 2010

El empleado del mes

Hay profesionales que se ganan a pulso el sueldo, mimetizándose con las compañías que se lo pagan, hasta el punto de hacer suyas las torpezas de éstas.

Es el caso del Consejero Delegado de Direct Seguros, que firma personalmente una carta certificada en la que me comunica su decisión de rescindir el contrato que tenemos. Tal contrato es el seguro a terceros del Megane. El Consejero no me explica en su misiva el motivo de la rescisión, tengo que llamar al 902, y aunque no logro hablar con él, me entero de que es por haber emitido 3 partes en los dos años que llevamos juntos.

Yo no le conozco, nunca hablé con él, por eso nada cambiaría si la carta fuese menos personal, firmada por ejemplo por el Departamento de Clientes, o el más pintoresco "La Dirección". Pero el Consejero, un hombre de empresa, decide representar personalmente a la compañía que le pone sueldo.

Desde el punto de vista de la empresa el comportamiento del Consejero es ejemplar, intachable. A mí, como persona receptora de la carta personalizada, me quedan las ganas de contestarle que la decisión que firma es torpe, porque para evaluarme como cliente, los 3 siniestros habría que ubicarlos en los 20 años que llevo de carné, no en los dos que estoy con Direct; que es irresponsable, porque los asegurados pagamos a las aseguradoras precisamente para tener cubiertos los ocasionales siniestros, y no les conviene que se piense otra cosa; e inmoral, porque una aseguradora que rechaza a quien da partes, es como un médico que sólo atiende a pacientes sanos.

Pero no lo sé, quizá el Consejero y su equipo ya están estudiando la fórmula para que él en persona pueda, no sólo firmar gilipolleces, sino dar la cara literalmente por ellas y recibir en sus mejillas los cachetes que se merece Direct Seguros por este comportamiento tan deslucido.

¡¡Peligro!! Aviones sueltos

Examen teórico de conducir, pregunta 42: "Si divisa la señal de la foto, ¿qué debe hacer?"
1.- Agachar ligeramente la cabeza, teniendo especial cuidado con el tren de aterrizaje
2.- Poner los triángulos en el techo del vehículo, bien visibles desde el aire
3.- Echarse a la derecha y dejar paso a la aeronave

1 jun. 2010

AgroRap

Este verano, H&M nos propone una fusión entre el gorro de paja de toda la vida, icono de la España más auténtica, con la gorra moderna rapera.

Así, durante tus vacaciones en Benidorm o Gandía, podrás utilizar el mismo complemento durante el día, en la playa, sentado en tu silla plegable bajo la sombrilla y junto a la nevera, observando cauteloso los topless de las bañistas; y durante la noche, cuando las ganas de acción y tu Opel Astra tuneado te lleven a los locales más efervescentes del Levante.

12 may. 2010

La diferencia entre objetivo y subjetivo I

Ejemplo I
Subjetivo: "No me gustan El Canto del Loco"
Objetivo: "El Canto del Loco son una mierda"

La primera frase es la apreciación de un sólo individuo, que expresa sus sentimientos y emociones particulares, para ser compartidos o no.

La segunda es una sentencia universal, exenta de cualquier valoración o juicio personal.


6 may. 2010

Pequeñas alegrías

Esta tarde, al encender el ordenador después de comer, me he llevado una pequeña alegría: la bella, misteriosa y siempre solícita Ashlynn Parker, se ha hecho seguidora mía en Twitter.
No he indagado demasiado en su cuenta porque sé que no existe, pero en algún lugar del imaginario  masculino, Ashlynn Parker sigue mis pasos con interés, admira lo que hago y se derrite de deseo.

24 feb. 2010

Baila o muere

Me suelo fijar en los tablones de anuncios porque son un reflejo de cómo están las cosas (MBA en dirección de empresas con experiencia, se ofrece para cuidar niños), y de la capacidad creativa de los anunciantes amateurs.

Ayer me llamó la atención este anuncio, porque parece claro que andan un poco desesperados, y el ejercicio creativo es digno de reflexión.


Baila o muere. Por supuesto, si me dan a elegir bailo. Desde ese punto de vista el mensaje es intachable. El problema es que un día normal a lo mejor considero algunas otras opciones que no están en el anuncio, y eso le resta efectividad.

Pero lo que realmente me intriga es saber qué estarían pensando para imprimir un mensaje tan apocalíptico. ¿Acaso piensan que las motivaciones para apuntarse a un curso de baile nacen del miedo a la muerte?, ¿quién creen que se puede sentir atraído por una academia que sólo te da esas dos opciones?

A bote pronto se me ocurren argumentos más obvios para apuntarse: hacer ejercicio, divertirte, restregar cebolleta…

A lo mejor sólo pretendían recuperar con ironía la épica de la danza que inició la profesora de Fama con el “aquí vais a empezar a sudar”, perpetuó la protagonista de Dirty Dancing soplete en mano, y que ahora trata de recrear una señora con mallas y cara de mala leche en la Cuatro. En cualquier caso creo que se les ha ido la mano.

Sí, han conseguido llamar la atención, pero puestos a conseguir ese objetivo sin más, se puede hacer sin mentar a la bicha. Propongo algunos ejemplos sin variar el esquema

Baila o teletranspórtate
Baila o ponte bizco
Baila o hazte del Betis
Baila o besa a un marciano

¿Qué es tener paciencia?

El primer consejo que nos dan a los padres cuando estamos a punto de serlo, es que tengamos paciencia. El consejo se eleva al cuadrado cuando llega el segundo y posteriores. Tener paciencia no siempre es fácil, pero se consigue. El problema que tengo en algunas situaciones muy concretas, es que NO SÉ qué se supone que tengo que hacer para ser paciente. Quiero decir que, dispuesto a tomármelo con toda la filosofía del mundo, a veces me encuentro con dos posibles formas de actuar, y no se cuál de las dos es la que se corresponde con tener paciencia.



16 feb. 2010

Un balón intragástrico en el cerebro

Ya está aquí otra vez, ya llegó el trancazo de turno, haciendo juego con los días fríos húmedos y grises que estamos pasando.

El dolor de cabeza es leve pero permanente. La desgana, la apatía y el cansancio hacen que  cualquier tarea se convierta en un reto como los de Jesús Calleja.

Y sobre todo esa contínua sensación que no había sabido definir, hasta que un anuncio de Corporación Dermoestética me ha iluminado: es como si me hubieran metido el balón intragástrico por la nariz hasta el cerebro, y una vez allí lo hubieran hinchado.

Adjunto ilustración del balón intragástrico, para que os hagáis una idea de cómo me siento.

12 feb. 2010

¿Mozart?, ¿por qué Mozart?

Leo en una página dedicada a la psicología, que un estudio realizado por científicos de la Universidad de Tel Aviv, en Israel, ha revelado que bebés prematuros expuestos a la música de Mozart pueden ganar peso más rápidamente que los bebés prematuros que no escuchan esta música.

Son muchos los estudios sorprendentes de los que tengo noticia, y éste lo es por partida doble. Por un  lado llama la atención que la música engorde (de momento a los prematuros, habría que ver si ocurre también al resto de humanos). Y por otro lado, que sea sólo la música de un compositor concreto: Mozart, ¿cambia la cosa con Schuman,  Beethoven, Bach o con Mahler, por decir cuatro?

A lo mejor es cierto que la música clásica predispone a coger peso, y por eso los cantantes de lírico suelen estar rollizos (de buen año, como dice mi abuela). Me gustaría que hiciesen el experimento con los Rolling, los Ramones o ACDC. A lo mejor descubren que el rock´n´roll adelgaza, lo que parecen ratificar sus intérpretes: Mick Jagger, Joe Ramone y Angus Young juntos, difícilmente igualrían a Pavaroti en la báscula.

Mi conclusión ciéntifica es que a los prematuros hay que ponerles Mozart hasta que cojan peso, y a partir de ahí alimentarles a base de rock, para mantener el tipo. Conclusión a la que podéis hacer el mismo caso que al resto de estudios científicos.

8 feb. 2010

Nunca digas “a este grupo no escucharé”

Estos días se está escuchando en mi casa bastante rock and roll, por obra y gracia de Spotify y de IKEA.

Lo de spotife es evidente, pero el papel de IKEA llega un poco de rebote: mi chica  es una gran aficionada a ese tipo de música que yo llamo “modernilla”. Gracias a ella he descubierto artistas como Röyksopp, Goldfrapp, Air, Alex Gopher, Thievery Corporation, Gotan Project, Portishead y muchos otros que sólo se tararear.

Yo soy de la otra escuela, la que nace a orillas del Mississippi (con todas sus eses, sus ies  y sus pes) y culmina en una autopista al infierno, a lomos de una Gibson SG. Y mi aportación a su cultura musical ha venido por parte del jazz más clásico (Ella Fitzgerald, Count Basie, Oscar Peterson, Dexter Gordon…).

Pero hay un paso que ella nunca había dado, y es el que empieza donde acaban las sutilezas: me refiero al blues and his little baby rock´n´roll.

Pere hete aquí que IKEA saca un anuncio con una intimista melodía acústica, que llama la atención de mi parienta. Sucede que dicha cancioncilla es de Los Ronaldos, grupo que en sus orígenes hacía rock´n´roll. Y de ahí a crear una lista en Spotify con temas de Ronaldos, Enemigos, The Creeps, etc., un paso.

Por eso nunca sabes por donde van evolucionar tus gustos, y no puedes decir “de este agua no beberé”. Aunque todo tiene un límite: si algún día me gusta el “Unicornio Azul” de Silvio Rodríguez, dejo de creer en mí mismo.

4 feb. 2010

El día menos pensado

El día menos pensado terminas en un karaoke, a las 2 de la mañana, viendo a dos ingleses borrachos cantando una de Backstreetboys.
Si no fuera por esta foto que apareció en la cámara, juraría que lo había soñado.

Batiendo records

Cada día estoy más orgulloso de mi blog La Mentira Post. Como podéis ver en el estracto de las estadísticas, el blog es visitado por los navegantes más experimentados e intrépidos, aquellos capaces de desarrollar una increíble velocidad de cliceo:

 

1 feb. 2010

And the winner is... champiñón

Allí dónde hay un coche, allí que se me van los ojos, aunque sea de juguete. Estas fotos están sacadas a uno de estos en los que metes un euro y… y no pasa nada.

El cacharro está tuneado con pegatinas “racing”, pero bien por una peculiar interpretación de las leyes de competencia, o bien porque son unos cachondos mentales, han modificado ligeramente las marcas:

Micholin: la revisión de un clásico
 

Eif, un ejercicio de agudeza visual
 

Repsul, más parece una errata

Vaivucine, aquí se les fue mano
 

¡¡AND THE WINNER IS!!

27 ene. 2010

Mis deberes del cole

“Escribid un mensaje de paz dentro de la paloma”.

La tarea es aparentemente sencilla. Luego te pones a pensar y, coño, una hoja en blanco siempre es una hoja en blanco y el concepto es demasiado amplio. Podrían haber especificado un poco, por ejemplo: “¿qué significa para ti la paz?”, o “¿cómo conseguirías la paz en el mundo?”,  o “¿conoces a alguien que se llame Paz?” No sé, dar alguna pista.

He visto lo que han puesto mis compis de guardería y creo que algunos han copiado frases de los típicos powerpoint cursivitalistas (“la paz empieza en con una sonrisa”, y pedanterías por el estilo).

Yo, en cambio, he preferido dejarme de discursos retóricos para ir directo al fondo de la cuestión. Además, mi frase tiene en cuenta que va a ser expuesta en las paredes de la guarde y aprovecha el contexto para lanzar un mensaje a quienes por allí transitan.

Lo que no acabo de entender es por qué les mandan estos ejercicios a niños de dos años. Es evidente que lo tenemos que hacer los padres: ¿nos ponen a prueba?, ¿quieren evaluarnos?, ¿psicoanalizarnos?

No será por falta de deberes.

22 ene. 2010

¿Vale?, ¿o no vale?

Cuando mi hijo empezó a hablar un poco, a los dos años y pico, cogió la manía de repetir continuamente la palabra “¿vale?”. Era algo que ya había escuchado en otros niños y que no me gustaba, porque suena entre impositivo y chulesco. Es como rematar la frase con un “¿estamos?”: “ahora estoy jugando, ¿estamos?”.

Evidentemente los críos no tienen la culpa porque se lo han escuchado a alguien, alguien que SÍ tiene la culpa. Alguien a quién me propuse desenmascarar.

Así que empecé a prestar atención entre las personas cercanas al niño y descubrí que su padre (o sea, yo) remataba cada cosa que le decía con la puñetera coletilla: “ahora te pones el pijama y luego leemos un cuento, ¿vale?”, “ te comes los espaguetis y luego te doy un postre, ¿vale?”, “tienes que dejar a papá escribir en el blog y luego salimos a jugar, ¿vale?”.

Es curioso que no me diera cuenta hasta que se lo oí a él, y es también curioso lo que me costó y me cuesta evitar la palabreja. Es como si cualquier cosa que le digo estuviese irremediablemente condenada a terminar así. El cerebro me lleva continua e inconscientemente a acabar cada frase que le digo con un “¿vale?”, y aunque a veces logro evitar pronunciarlo, pensar lo pienso siempre.

En realidad este post lo escirbí para El Club Parenting, pero aquí tampoco desentona, ¿vale?

21 ene. 2010

Dinero fácil

Afortunadamente se acabó el tiempo de los pelotazos y de las fortunas espontáneas y sospechosas.

Pese a todo, si mantienes los ojos bien abiertos y tienes un poco de suerte, aún es posible conseguir dinero fácil: esta moneda se la dejó olvidada alguien en la taquilla del polideportivo y ahora es mía.

20 ene. 2010

17 ene. 2010

Limpiarse el culo con billetes de 500

Estoy en mi despachito de la planta de arriba trabajando (en serio, este post es sólo un breve inciso). Tengo el mac conectado a unos altavoces y escucho la música que tengo en la biblioteca de iTunes, programa del que soy un fan (breve inciso dentro del breve inciso: al escribir iTunes, el corrector ortográfico de Word me lo cambia automáticamente por atunes, igualmente admirables, pero en otra categoría de disfrute), y he puesto Kind of Blue de Miles Davis, obra maestra del jazz, de la música y de la creación humana en general.

El caso es que he recurrido a tan excelsa maravilla como música de fondo, para no distraerme mientras escribo. Y analizándolo fríamente, es como poner el lienzo de las Meninas como mantel, para no llenar la mesa de migas, o fragmentos de Casablanca como protector de pantalla... o como limpiarse el culo con billetes de 500.

Sirva este post de autocrítica expiatoria, en forma de descubrimiento para quienes aún no lo hayan escuchado. Adjunto un tema colgado en Youtube con link a atunes.



Es el disco de jazz más vendido de la historia y a su alrededor han surgido mitos y leyendas, como que se grabó todo de una tirada, o que parte de la hechizante cadencia del LP se debe a que hay una sutil reducción de revoluciones, por error en la postproducción.

Grande, enorme, gigantesco, y yo poniéndolo de fondo. Es pa darme y no parar.

15 ene. 2010

“No quiero yogur, quiero postre”

Esta frase no la pronunció un afamado cocinero, ni un crítico de la Guía Michelín, ni el insigne experto encargado de la sección restaurantes/ gastronomía de un periódico nacional. Ha tenido que ser un niño de casi tres años, el que con sutileza pero contundencia asesta un golpe directo a la línea de flotación del “menú system” establecido: el yogur no es postre (y aunque no lo dice, la pera tampoco).

"No quiero yogur, quiero postre". Esta aseveración sin concesiones debería suponer una llamada de atención a todos los regentes de bares de menú para que reconsideren su actitud, y entiendan que natillas, flan y helado SÍ, pero yogur natural y pera NO.

Queda abierto el debate de la macedonia.

13 ene. 2010

El punto débil de los suecos

Mi mujer es sueca y eso me ha servido para conocer y admirar aún más a esos esbeltos, educados, ordenados y civilizados seres rubios que pueblan gran parte de la península escandinava.

En cuanto llevas allí 10 minutos y coges un taxi limpio o haces una cola ordenada, te das cuenta de que es imposible que arraiguen fenómenos culturales como los toros o Belén Esteban.

Pero después de varios años he descubierto por fin un rasgo ridículo y estúpido que los humaniza y los hace más cercanos y accesibles: cuando los suecos compran una cristalería, siempre dejan la pegatina con la marca en al menos una pieza, pa que se vea que es de marca!!

Para ejemplo un botón fotografiado en mi propia casa.

¿Decepcionados? De eso se trataba.


12 ene. 2010

Desmitificando mitos: las galletas Príncipe



Desde hace años, lustros, incluso décadas, las galletas Príncipe han sido lo máximo, el no va más, haciendo sombra incluso al surtido Cuétara, lastrado por la perenne manía de mantener en la caja ciertas referencias que no interesaban a nadie.

Tal era su imagen y su prestigio que nunca nos atrevimos a cuestionarlas ni a plantearnos si se podrían mejorar. Pero la semana pasada todo cambió.

Mi padre, guiado por una inocente osadía (o por  el atrevimiento inconsciente de quien no ha hecho la compra en su vida), apareció con unas galletas con chocolate para su nieto ¡que no eran Príncipe!

Y de repente se  vino abajo uno de los pilares básicos de mi existencia. Las galletas Mega Duo de Gullón son mucho más grandes (como demuestra la ilustrativa foto), tienen más y mejor chocolate, y la masa de la galleta está más rica, sin más. Los amantes de mojar valorarán como yo que la galleta no está satinada, vamos, que no es como las doradas. Las mega Duo de Gullón se reblandecen enseguida, incluso con el Cola Cao frío.

No sé dónde ni como las consiguió, pero si las veis alguna vez, no dejéis pasar la oportunidad y comprad varias cajas.

11 ene. 2010

El cambio climático de la semana pasada


Hoy me he levantado como si viviera en Los Alpes.

Aunque el tema de la contaminación y el desarrollo sostenible me preocupa, tengo que confesar que el cambio climático me tiene bastante despistado y no sé si se manifiesta cuando hace mucho calor, cuando hace poco, cuando hay sequía, cuando llueve demasiado, o cuando caen este tipo de nevadas. Y si admito que este espectáculo es culpa de la contaminación y el CO2, me siento como un judío enamorado de la hija de un coronel nazi.



Las fotos están hechas a primera hora de la mañana desde mi casa, en Torrelodones. Tal fue la impresionante imagen que me encontré, que me atreví a hacer la segunda foto saliendo a la terraza, sin antes cambiar el pijama (miento, eran calzoncillos) por una ropa más apropiada.

Y mientras todos los medios y noticieros avanzaban la debacle y el caos en las calles y carreteras de Madrid, yo me moría de ganas por salir a dejar mi rodada en la nieve virgen.

Allá voy.

7 ene. 2010

Frank Braña


El martes pasado, yendo de Madrid hacia Asturias, paramos en la estación de Tapia de Río Seco, que es la última antes de meterse de lleno en la Autopista del Huerna (ese canto al peralte invertido) y realmente la primera y única desde que coges la A66, allá por Benavente.

A parte de la duda que siempre se me plantea en situaciones de frío polar y ventisca, a saber: "¿merece la pena ponerse al abrigo para recorrer los 5 metros que separan el coche de la entrada al bar?", a parte de este eterno dilema, digo, las estaciones de servicio son lugares que nunca me dejan indiferentes. Otro día hablaré de ello, pero hoy quiero relatar un hallazgo que me ha tenido desde entonces navegando por Google, buscando más información sobre el fruto de mi descubrimiento.

Mientras paseaba por la cafetería (por supuesto sin chaqueta) haciendo lo que siempre se ha denominado como "estirar las piernas", me llamó la atención una foto muy cinematográfica, en la que un cachas era retratado en plena escena de película del oeste. Pero no fue la foto en sí, sino la dedicatoria, lo que despertó mi interés: Para mi amigo José Luis, de Frank Braña.

Empecé a fijarme y resulta que había un montón de fotos dedicadas por el tal Frank Braña, pertenecientes a distintas épocas de su vida, desde su más fornida juventuz hasta su más madura madurez (incluida una en la que hacía pareja con Sandocan "hijo", un tipo clavado a Sandocan, pero que por la fecha de la dedicatoria y el aspecto envejecido de mi nuevo ídolo, tenía que ser, por pelotas, el hijo).

Terminamos la parada, volvió el absurdo dilema de la chaqueta (esta vez a la inversa), e inicié el viaje con la firme determinación de descubrir quien era el tal Frank Braña, y el por qué de su duradera amistad con José Luis, presunto dueño de la estación de servicio.

Ahora ya sé que Frank Braña es un insigne actor asturiano nacido en Pola de Allande, que participó en más de 160 películas nacionales e internacionales, incluidas "Por un puñado de dólares" y "El bueno, el feo y el malo", bordando como ningún otro el papel de malo en los spaguetti western.

Todo un carismático personaje que ha encontrado su santuario en la estación de servicio de Tapia de Rioseco.