24 feb. 2010

Baila o muere

Me suelo fijar en los tablones de anuncios porque son un reflejo de cómo están las cosas (MBA en dirección de empresas con experiencia, se ofrece para cuidar niños), y de la capacidad creativa de los anunciantes amateurs.

Ayer me llamó la atención este anuncio, porque parece claro que andan un poco desesperados, y el ejercicio creativo es digno de reflexión.


Baila o muere. Por supuesto, si me dan a elegir bailo. Desde ese punto de vista el mensaje es intachable. El problema es que un día normal a lo mejor considero algunas otras opciones que no están en el anuncio, y eso le resta efectividad.

Pero lo que realmente me intriga es saber qué estarían pensando para imprimir un mensaje tan apocalíptico. ¿Acaso piensan que las motivaciones para apuntarse a un curso de baile nacen del miedo a la muerte?, ¿quién creen que se puede sentir atraído por una academia que sólo te da esas dos opciones?

A bote pronto se me ocurren argumentos más obvios para apuntarse: hacer ejercicio, divertirte, restregar cebolleta…

A lo mejor sólo pretendían recuperar con ironía la épica de la danza que inició la profesora de Fama con el “aquí vais a empezar a sudar”, perpetuó la protagonista de Dirty Dancing soplete en mano, y que ahora trata de recrear una señora con mallas y cara de mala leche en la Cuatro. En cualquier caso creo que se les ha ido la mano.

Sí, han conseguido llamar la atención, pero puestos a conseguir ese objetivo sin más, se puede hacer sin mentar a la bicha. Propongo algunos ejemplos sin variar el esquema

Baila o teletranspórtate
Baila o ponte bizco
Baila o hazte del Betis
Baila o besa a un marciano

4 comentarios:

  1. Jajajja, restregar la cebolleta... (yo soy de humor fácil, me gustan los chistes de pedos y tal). Ays.

    ResponderEliminar
  2. Sabía que así te conquistaría

    ResponderEliminar
  3. Hola Fer, ahora que lo dices es posible, pero bueno, son los mismos perros con distintos collares. Gracias por la aclaración!

    ResponderEliminar