24 dic. 2011

Poema

Antes de ser un honorable padre de familia, yo también fui un joven enamoradizo que escribía poemas a las chicas:

Si percibes que a tu lado
mi semblante se blanquea
y un rubor arrebolado
mis mejillas apodera;
no serán
las saetas del alado
que me vuelven timorato,
es que me he tirado un pedo
y ya lleva oliendo un rato.

12 oct. 2011

El monte no es de todos (aunque debería)

Esta mañana paseando en bici me he vuelto a topar con un monte privado. Y sí, he dicho bien, un monte. No una finca más o menos ostentosa, con casoplón y piscina de ensueño. No, cuando digo monte es monte puro y duro, hectáreas de terreno cerrado y vallado.

No es la primera vez que una de estas propiedades me jode el recorrido y me cabrea, porque esto va más allá del derecho a la propiedad privada.

Puede que dicho monte sea propiedad de un humilde concejal de izquierda unida, que no tiene dinero siquiera para llevar a sus hijos a un concertado, y que unos vándalos lo han vallado para dañar su imagen.

O puede que sea propiedad de un pijo con títulos, heredada legítimamente gracias a que alguno de sus antepasados fue un cabronazo de armas tomar en la Edad Media. Uno de esos a los que se recibe con honores en los restaurantes, a los que se aplaude con devoción cuando se casan. Uno de esos que trabaja como cualquier ciudadano de a pie "gestionando el patrimonio familiar", uno de esos como el tonto del culo que salió la semana pasada en un reportaje sobre "nobles" en La Sexta o La Cuatro (no recuerdo) y que estaba en pleitos con su hermana, por culpa de una ley de igualdad de sexos que le otorga el título a la primogénita y no al primogénito.

Uno de esos que dentro de poco ya no va a tener que celebrar el 20N a escondidas, y que ya están dando palmas con las orejas.

Dentro de unos años, la herencia que enorgullezca a su propietario podrá tener su origen en un antepasado, "notable" consejero de una caja de ahorros.

Así que por culpa de uno o de otro, esta vez la cabra no pudo tirar al monte y tuve que ir por la vía de servicio, donde se consumó uno de mis mayores temores cada vez que voy en bici por asfalto: mientras me dajaba la vida en cada pedalada, un par de sexagenarios barrigones me pasaron como centellas, con una soltura y desfachatez que sólo les faltó ir leyendo el periódico.

Por eso reclamo que el monte debería ser de todos.

3 abr. 2011

Hay trabajos que no están hechos para hombres

Hasta los ordenadores lo saben:

Terminal "Self Service" de Alcampo
A propósito, la "azafata" que estaba hoy era un tío, y funcionaba igual de bien.

12 ene. 2011

Ver para creer

Ayer, Telecinco volvió a emitir el programa Más allá de la vida, en el que una medium se entrevista con  familiares o amigos de famosos fallecidos (a ver, que me lío, los fallecidos son los familiares o amigos; el famoso está vivo y en vivo en el plató). 


Ya está científicamente demostrado y no cabe discusión alguna, que al morir nos convertimos en seres invisibles e inmateriales, pero con la misma pinta, incluso ropa, que solíamos llevar antes de espicharla. Y que nuestra ocupación pasa a ser deambular plácidamente por ahí, hacernos los cahondos moviendo algún objeto y darle al palique cuando un medium nos tira de la lengua. Cualquier otra teoría sobre la muerte, científica o religiosa, no merece ningún crédito.

Ahora, lo que llama la atención en el programa es que los espíritus son repentinamente bilingües, y se entienden en perfecto inglés con la medium. Ver para creer.

Y hablando de personajes del más allá, estos días están actuando en el Casino de Torrelodones nada más y nada menos que Frank Sinatra, Sammy Davis Jr. y Dean Martin:


Si leéis detenidamente el anuncio, os daréis cuenta de que al final del texto, en chiquitito y entre paréntesis, explica que los memorables miembros del Rat Pack son en realidad interpretados por tres desconocidos (alguien les conocerá, pero ya me entendéis...). Pero bueno, eso es lo de menos, lo importante es que se trata de Frank Sinatra, Sammy Davis Jr. (ojo, no confundir con Sammy Davis Sr.) y Dean Martin.

Si este sistema funciona, ¿por qué los organizadores de eventos no nos ofrecen más a menudo la posibilidad de ver a nuestros artistas favoritos (vivos o muertos) a buen precio? Imagínate el tirón de estos anuncios:

Viernes 21:
Shakira en concierto
(interpretada por Mª del Mar González)

o también:

Último concierto en España de 
THE ROLLING STONES
(interpretados por Jorge García, Miguel Alonso, George Pla y Pedro Molero)

Insisto, ver para creer.