24 sept. 2010

Experimentando con mi propio cuerpo

Cuando uno va contra corriente y está convencido de una teoría que choca frontalmente con la idea mayoritariamente aceptada, se imponen medidas drásticas. Yo, para demostrar que estoy en lo cierto, he decidido experimentar con mi propio cuerpo y me he sometido a  4 meses de experimentación intensiva.

Así puedo afirmar con toda rotundidad que:

LA CERVEZA NO ENGORDA

Ahora voy a por el chocolate.

No hay comentarios:

Publicar un comentario