17 ene. 2010

Limpiarse el culo con billetes de 500

Estoy en mi despachito de la planta de arriba trabajando (en serio, este post es sólo un breve inciso). Tengo el mac conectado a unos altavoces y escucho la música que tengo en la biblioteca de iTunes, programa del que soy un fan (breve inciso dentro del breve inciso: al escribir iTunes, el corrector ortográfico de Word me lo cambia automáticamente por atunes, igualmente admirables, pero en otra categoría de disfrute), y he puesto Kind of Blue de Miles Davis, obra maestra del jazz, de la música y de la creación humana en general.

El caso es que he recurrido a tan excelsa maravilla como música de fondo, para no distraerme mientras escribo. Y analizándolo fríamente, es como poner el lienzo de las Meninas como mantel, para no llenar la mesa de migas, o fragmentos de Casablanca como protector de pantalla... o como limpiarse el culo con billetes de 500.

Sirva este post de autocrítica expiatoria, en forma de descubrimiento para quienes aún no lo hayan escuchado. Adjunto un tema colgado en Youtube con link a atunes.



Es el disco de jazz más vendido de la historia y a su alrededor han surgido mitos y leyendas, como que se grabó todo de una tirada, o que parte de la hechizante cadencia del LP se debe a que hay una sutil reducción de revoluciones, por error en la postproducción.

Grande, enorme, gigantesco, y yo poniéndolo de fondo. Es pa darme y no parar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario