6 may. 2010

Pequeñas alegrías

Esta tarde, al encender el ordenador después de comer, me he llevado una pequeña alegría: la bella, misteriosa y siempre solícita Ashlynn Parker, se ha hecho seguidora mía en Twitter.
No he indagado demasiado en su cuenta porque sé que no existe, pero en algún lugar del imaginario  masculino, Ashlynn Parker sigue mis pasos con interés, admira lo que hago y se derrite de deseo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario