12 feb. 2013

Unos tíos jugando al fútbol.


El sábado pasado, unos buenos amigos nos invitaron a ver un partido en el Santiago Bernabeu. A mi hijo le hacía mucha ilusión, y aunque para miles de aficionados ir al fútbol es algo tan normal como ir al fútbol (qué mejor metáfora que el objeto mismo de la metáfora), para él fue algo impresionante.

Para mí, en cambio fue curioso. He ido muy pocas veces al campo y no me acordaba de esa sensación… esa sensación de banalidad.

Pensaba que también me iba a impresionar el estadio, la gente, los astros del balón… pero una vez allí, joder, ¡es que son tíos jugando al fútbol!

En la tele todo parece más magnífico, grandilocuente, memorable. En cambio, en el directo me faltaban elementos del contexto que le otorgan ese carácter épico, como las voces de los comentaristas y las repeticiones a cámara lenta.

En directo me parecieron, simple y llanamente, unos tíos jugando al fútbol.



5 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo,nada de glamour en directo, creo que he ido a dos en mi vida.
    Aclaro que no me interesa el fútbol pero las noticias dedican un tiempo a fútbol y al tiempo para mí incomprensible, así que siempre estamos involuntariamente informadísimos :-)
    Yo recuerdo un Deportivo-Real Madrid, no era tan fácil seguir la pelota ni lo que ocurría en el campo sin los comentaristas de fondo, así que me dedique más a dejarme sorprender por el ambiente de la grada y no lo guardo como un buen recuerdo: insultos, descalificaciones verbales...a Rincón (jugador colombiano) gritándole "indio"...y más.. era incómodo y se me hizo largo y quería irme, intentaba analizar que gente iba, por qué iba, por qué el tándem papá-hijo juntos al fútbol?
    No he vuelto, puedo seguir un partido puntual, una final por TV y quizás vaya a ver un partido de GAIS de Göteborg (el equipo de mi chico) para ver cómo es un ambiente futbolero aquí y de paso a animar un poco, qué pierden más que ganan, ja,ja..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El comportamiento dudosamente elegante de mis compañeros de grada no era el tema del post, pero está claro que no fue el mejor ejemplo para el crío, y había cosas que eran difíciles de explicarle. Una experiencia en cualquier caso y un baño en la realidad social y cultural del país (aunque duela).

      Mis ánimos para el GAIS!!

      Eliminar
  2. Ná, la pasión futbolera se tiene o no se tiene. A mí me pasa lo contrario que a ti. Por la tele me llama la atención, pero se me hace plano, vacío. Sin embargo, cuando voy al campo todo me parece eléctrico, y me da igual que sea el campo del Céares en tercera que ver al Sporting en el Bernabéu o El Molinón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo mejor en el del Ceares (¿con tilde?) la cosa cambia. Pero el problema con el Bernabeu son las espectativas con las que llegas. Hay gente a la que le pasa lo mismo cuando ve a la Gioconda en vivo.

      Eliminar
    2. No me preguntes por qué le puse tilde a Ceares, porque ni yo lo me lo puedo imaginar...

      Eliminar