25 feb. 2013

Lingüística para ociosos. Hoy, la Conjugación Espontánea

Los humanos nos sentimos muy orgullosos del lenguaje, porque a muchos es lo único que les diferencia de los simios, otros lo utilizan para engañar a quienes apenas se diferencian de los simios, y a otros nos sirve para escribir blogs que no sirven de nada.

Pero el lenguaje, al igual que nosotros, es arbitrario, irregular y caprichoso. Y las conjugaciones que hacemos de algunos verbos no tienen ni pies ni cabeza. Los críos, en cambio, conjugan los verbos de manera espontánea, pero mucho más lógica y coherente.

Si te paras a pensar, lo que realmente tiene sentido es lo que dicen ellos, no lo que decimos nosotros:

Se ha “rompido” la muñeca
¿Te pones el pijama?, “pónemelo” tú
¿De quién es ese dibujo? Lo “trají” del cole
Psss, mamá está “dormiendo”
No “jugues” con mi pelota

¡¿Me vais a decir que lo dicen mal?! Ellos lo dicen perfectamente, dónde está mal es el la RAE.

6 comentarios:

  1. Una amiga belga se volvía loca con que el verbo "regar" se conjugase "yo rIego". ¡La lógica dice que debería ser "yo rego!"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En esos casos yo siempre soy partidario de echar agua a las plantas ;-)

      Bienvenido,

      Eliminar
  2. NO hay nada como el orgullo de padre o madre compañero, mejor no te pongo los ejemplos de mi lingüista particular que hace una mezcka a tres idiomas brutal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¿Tres idiomas?! pese a todo, estoy convencido que la estructura interna del curioso idioma del monillo tiene más sentido que la del mío.

      Eliminar
  3. Yo "sabo" muchas cosas, papá. Esa es de las míticas también. A quién coño le dio por hacer irregulares los verbos? :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y a quién coño se le ocurrió hacerle caso? Siempre seguimos a los peores.

      Eliminar