14 mar. 2013

Recordad el octavo.


El nuevo Papa, como cualquier persona, especialmente cualquier líder, tiene un pasado. Eso es normal. Lo que resulta espeluznante es ver como algunos que presumen de cristianos, en su fervor religioso ante el sorprendente acontecimiento de que a "rey muerto rey puesto", se pasan por el forro de sus creencias el octavo mandamiento y obvian las "anécdotas" menos lucidas de la biografía del nuevo pontífice. 

Mintiendo y ocultando no se gana el respeto de nadie.

Añadido tras la publicación del post:
Me aclaran que la supuesta imagen del Papa actual dando la comunión a Videla, se corresponde realmente al Cardenal Primastena (si fuera cierta, el Papa rondaría ahora los 100 años). Y que la frase que se le atribuye con respecto a la "incapacidad" de una mujer (Crsitina Fdez de Kirchner en este caso) para gobernar, es insostenible buceando en la hemeroteca, vamos, que es mentira.

2 comentarios:

  1. Amén, que Dios nos pille confesados.
    O no...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De todas maneras, a nadie debería extrañar que un obispo haya estado del lado de los poderosos (derechas o izquierdas, demócratas o dictadores), y que haya tenido actitudes y comentarios misónginos.

      Lo sospechoso sería lo contrario.

      Eliminar