24 jul. 2013

Meteoroholics


He subido la imagen, pero no pienso fijarme en lo que pone.

Hay gente que vive enganchada al parte meteorológico. No lo entiendo.

Salvo que seas espía doble o aventurero, lo normal es que un día normal sea una sucesión de rutinas previsibles y anodinas, por eso es una pena conocer de antemano una de las pocas incertidumbres que te pueden deparar las próximas horas.

Aunque es muchas veces previsible, cada vez que amanece hay lugar para la curiosidad, la ilusión y la sorpresa: ¿cómo será hoy?, ¿un luminoso día de sol, de los que invita a salir y disfrutar de la calle, la gente, la vida?, ¿o será un melancólico día otoñal, de esos en los que apetece acurrucarse en el sofá con una taza de algo caliente?, ¿tocará un inquietante día de nubes y claros, de esos en los que cada hora es distinta a la anterior?, ¿o hará un fuerte viento de los que te despeina la melena y te hace sentir más vivo?

Los meteoroholics se pierden todo esto. Necesitan saber el tiempo que hará hoy, mañana, el fin de semana, la semana que viene... Lo necesitan los días laborables, los festivos, las vacaciones. Es como una adicción.

Allá vosotros, yo sólo os pido una cosa: no me lo contéis. No lo quiero saber. Dejadme vivir con mi pequeña incertidumbre. Si yo nunca os desvelaría el final del libro, no me hagáis vosotros lo mismo con el tiempo.

Gracias.

6 comentarios:

  1. Acabas de describir perfectamente a mi chico. Ve el tiempo en la tele y por internet y contrasta datos. ¡Enfermizo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes mucho valor al reconocerlo públicamente. Yo, en cambio, soy un cobarde, y jamás reconocería que he descrito a mi chica. Jamás.

      ¿Tu chico es de los que te jode las vacaciones antes de que empiecen, en el desafortunado caso de que haga mal tiempo justo la semana que tenéis contratada?

      Eliminar
  2. Me encanta cuando escribes sobre cosas de la vida contidiana que siempre me he planteado, pero que tampoco escribo. Conozco a unos cuantos adictos y he de decir que las nuevas tecnologias como las apps de los móviles no ayudan mucho a este tipo de enfermos.

    Yo sólo lo miro cuando viajo a tierra patria principalmente porque hay sorpresas tipo " que bien llueve ya hace 10 grados y yo en chanclas y mini-vestido" que quieres que te diga no me emocionan....

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo prefiero llevar ropa polivalente, incluso más ropa, antes de saber lo que me voy a encontrar. Además, los meteoroholics tienen fe ciega en el parte meteorológico, y no siempre acierta. En Asturias particularmente, porque puede estar diluviando aquí, y haciendo un sol de espatarrar 100 metros más allá.

      Eliminar
  3. No puede ser, entonces, ¿de qué hablas con la gente? jajaja

    ResponderEliminar