3 dic. 2012

No aprenden lo que dices, sino lo que haces

Una de las mejores pistas para llevar bien la educación de los hijos me la dio un amigo, que ni siquiera es padre: los niños no hacen lo que dices, sino lo que haces.

Lo decía desde su experiencia de hijo, recordando cuando su madre le decía a voz en grito: “Fulanito, ¡¡NO GRITES!!!

No sé si mi amigo será consciente de la repercusión que tuvo su comentario en mi papel de padre, pero la frase (no sé si improvisada o citada) la llevo como lema y cada día me doy más cuenta de la verdad que encierra.

Hasta el punto que he cambiado determinados hábitos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario